No puedo creer lo que oigo

Llevar varios años “triscando” por el monte, gastando botas, chaquetas, mochilas y material diverso nos ayuda a elegir mejor. La prenda que más se adapta a la actividad, el arnés que nos resulta cómodo, lo que tenemos que sacrificar en una mochila para que cumpla las expectativas…

Aun así, las posibilidades de elección son numerosas. Modelos similares se multiplican en los catálogos de los fabricantes, lo que, al final, se traduce en desconcierto. Internet solventa parte del problema, una búsqueda apropiada nos lleva a foros y artículos que nos informan sobre el material que queremos; sus virtudes y defectos. Toda la información que queramos.

Pero este exceso de información puede ser contraproducente si no acertamos a distinguir lo que realmente nos interesa. O, simplemente lo que no es cierto.

Aprovecharemos esta pequeña tribuna para aclarar alguna de las ideas falsas que hemos oído y leído; Hoy, el goretex, aunque son aplicables a cualquier membrana impermeable-transpirable.

  • ESTA PRENDA TIENE TRES CAPAS DE GORETEX:  No existen, ni con tres ni con dos. El gore tex es una membrana fina microperforada. Para darle consistencia se pega a una capa de tejido, que la protege del exterior. Además, en el interior se puede pegar otra capa de tejido (3 capas) o utilizar un forro (2 capas).
  • ESTA PRENDA LLEVA UN BAÑO DE GORETEX:  Imposible. El Goretex es una membrana, como hemos dicho antes. El tejido no se puede impregnar de goretex.
  • ESTA MEMBRANA ES 100% TRANSPIRABLE, Y LA EVOLUCIÓN UN 10% MÁS: Por partes, ninguna membrana es transpirable al 100%. Ninguna, hay algunas que se acercan, pero en pruebas de laboratorio, en el monte hay muchos factores que pueden influir; las prendas interiores que llevemos (cantidad y tejido), la humedad y temperatura exterior, la limpieza de la prenda… Y, asegurar que algo es más transpirable que el 100%, es, matemáticamente, imposible.
  • COMPLETAMENTE ESTANCA: Cuando menos, dudoso, la estanqueidad total está reñida con la transpirabilidad. Y también hay muchos factores que influyen; la presión de los tirantes de la mochila, la cantidad de agua que está cayendo…

¿y tú, has escuchado alguna afirmación de este tipo?

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − cinco =