¿A qué edad empezamos a escalar?

Ayer vi a un pequeño, con poco más de un año, lo justo para andar, intentar subirse a una pared.

Lo siguiente que hizo fue trepar, gateando, por un tobogán.

Es hijo de una amiga, escaladora, así que piensas; “de casta le viene…”, “te habrá visto montones de veces…”. Pero no, la experiencia propia demuestra que no es así, que no es necesario que un niño vea escalar para que quiera hacerlo.

Parece que la pulsión por trepar es algo innato en nuestra naturaleza. Pasamos de gatear a agarrarnos a una silla para erguirnos y andar. Está claro que el siguiente paso es intentar subirnos a la silla. Y aquí es donde encontramos el condicionamiento paterno (o de las abuelas, que son “mucho de proteger”), si nos permiten subir a la silla intentaremos ir más arriba. Si nos bajan de la silla, recriminándonos, es posible que no queramos repetir.

Es cierto, también, que los niños hacen lo que ven. Pero cuando quieren.

Me estoy acordando de Jon Cruces, hijo de Jonás, que escaló la “Directa Hermanos Martínez” al Urriellu, ¡con cinco años!

 

Foto de Jonás Cruces.

Jonás, su padre, comentaba que el pequeño le acompañaba a escalar, pero que nunca le obligó a subirse. Que el pequeño decidió hacerlo cuando quiso.

Aunque, no es el único que empieza joven.

Y hay niños que se convierten en “auténticas máquinas”, como Shawn Raboutou, que ha encadenado Welcome to Tijuana, 8C, con trece años.  Claro, que a este la genética le ha ayudado un poco, es hijo de Robyn Erbersfield y de Didier Raboutou.

 

Y, ¿qué podemos hacer los humanos con nuestras criaturas?

Está claro que a todos nos gustaría que, poco a poco, siguieran (y mejoraran) nuestros pasos. Pero corremos el riesgo de abrumarles.

Así que, no obligarles a ir, subir, bajar… Que ellos puedan marcar sus tiempos.

Y que se lo pasen bien. Que sea un juego, no una obligación.

Recuerda que son frágiles, sienten frío, cansancio y se aburren. Y cuando están así, sienten más frío, más cansancio y más aburrimiento del que puedes imaginar.

La sonrisa, al final del día, es una estupenda recompensa.

Aunque no sabemos lo que nos van a deparar las próximas generaciones:

 

 

 

 

 

 

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

2 pensamientos en “¿A qué edad empezamos a escalar?

  1. Que gran articulo. yo desde muy pequeño ya salia de la cuna solo. escalar era una pasion de pequeñito. 🙂 el video es magnifico

    • Escalar es una pasión y una pulsión que tenemos los humanos. Lo que pasa es que los “grandes” tienen demasiado miedo a que nos hagamos pupita y nos bajan, contínuamente, de las sillas, las escaleras o los armarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Doce + Nueve =