Autodetención, técnica necesaria.

Comienza el invierno y empezamos a movernos por palas de nieve.  Las características de la nieve son variables, pero hay algo que no cambia; si nos caemos, debemos saber pararnos.

Información sobre autodetención, hay mucha y detallada, los clubs suelen organizar jornadas de técnicas invernales y con una simple búsqueda podemos encontrar montones de vídeos.

He querido ilustrar estas lineas con un vídeo que ha llamado mi atención. Son unas prácticas en Chile.

Vemos como el primero arrastra por completo a toda la cordada. El segundo intenta clavar el piolet de manera incorrecta y el tercero es el único que mantiene una postura correcta.

Al ir encordados, la cuerda ejerce un tirón sobre el resto de la cordada que les hace perder el equilibrio, aumentando considerablemente la cantidad de fuerza necesaria para autodetenerse. Además, la no detención del segundo aumenta la inercia de la caída.

El segundo, ni tiene la postura adecuada, ni utiliza el piolet de forma útil.

El tercer integrante de la cordada, frena sí, pero cuando se pierde la inercia inicial porque los otros miembros de la cordada se han detenido.

La técnica de autodetención no es intuitiva, se adquiere con práctica.  Cuando salgamos al monte, debe ser conocida por todos los miembros de la cordada

¿Te imaginas lo que hubiera ocurrido si no hubieran sido unas prácticas?

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × 5 =