Limpiando las focas.

Poca, pero ya hay nieve por las montañas.

Estamos preparando el material y las focas ya no pegan como antes. Es el momento de limpiarlas, cambiar la cola, y volver a dejarlas en uso.

Buscamos una plancha vieja, unos trapos, un cartón para proteger la mesa y nos ponemos manos a la obra.

 

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 × cuatro =