Mochila tecnica de esqui de travesia.

Mochila Lyns de Ferrino.

Desde el primer momento en que la vi, supe que era la el equilibrio perfecto para el esquí de travesia ligero, 25 litros muy bien compartidos para permitir que todo lo que tienes que llevar en un día quepa sin pasar apuros ni presionar la mochila.

lyns mochila ferrino

La estrene el día 21/11/14 con las primeras nieves, la llene de todo lo vital para el primer día.

1º Crema

2º Comida

3º Mini botiquín

4º Comida, (barritas y un bocata)

5º  Un primaloft

6º Un chaqueta de membrana.

7º Crampones Grivel Race sky rapid

8º Recambio de pieles de foca

9º Medio litro de agua

 75572_3

Todo cabe de forma equilibrada, en el hueco del sistema de hidratación la comida, en  el cajón central la ropa y lo demás y debajo de forma separada los crampones ligeros.

El botellín de agua en la bolsa lateral y el otro libre.

Su ligereza (500 gr) la hace irresistible, en el cinturón tiene al lado izquierdo un bolsillo donde cabe de sobra un móvil de última generación (Iphone) en el otro lado tiene un porta material que en ocasiones puede ser útil.

La correa para sujetar los esquís a la espalda sin quitarte la mochila está  perfectamente creada para dar seguridad y comodidad, de forma rápida pones y quitas los esquís.

 10806195_796530353729686_1396415751960274002_n

No lleve piolet pero tiene dos porta piolets  así que nos puede acompañar en la excursión mas técnica.

En definitiva la mas equilibrada, ideal para el esquí de travesía, para usuarios técnicos y avanzados y a un coste realmente bueno.

11082553_875882882461099_2837553253806920444_n

Esta mochila es la evolucion del modelo de competicion Lynx 20 y tiene otra compañera en la familia, el modelo Lynx 30.

Podeis verla y comprarla en la tienda Pinchando Aqui

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

RAVEN Glove de Ferrino

¡Buenos días!

Hoy, nuestro amigo Arkaitz, nos cuenta qué le han parecido los guantes Raven de Ferrino.

Os dejamos con él:

1

2Para los más atrevidos, los que osáis jugar en invierno fuera del amparo de las pistas y en zonas donde el disfrute necesita de material especialmente técnico, Ferrino nos ofrece el cuidado de nuestras manos con el nuevo Raven Glove.

Diseño minimalista con prestaciones mas que suficientes para disfrutar de la jornada de esquí de travesía en condiciones no muy adversas (seamos sinceros, a -25ºC, probablemente sea mejor disponer de otra capa). También apto, por su ergonomía y fácil manejo de materiales con ellos puestos, para escalda en hielo, corredores, esquí de pista e incluso una tranquila jornada de raquetas.

A simple vista, parece otro guante más entre los cientos que tenemos a nuestra disposición, y que hacen que cada vez sea más difícil elegir bien el material. Pero si nos fijamos bien, podremos apreciar diferencias con el resto de competidores.


3Refuerzo en nudillos: Un relleno algo más solido (espuma de alta densidad) que nos aporta esa defensa para los golpes que nos podemos dar con la pared de hielo, cuando clavamos piolets, o simplemente mas protección si tenemos una caída esquiando.

  

 

4

Cierre de velcro: Cierre ancho que nos permite abrir y cerrar con el guante la otra mano. Además, el ajuste a muñeca es preciso, y el pliegue elástico que hay para darle amplitud a la abertura y poder sacar y meter la mano se recoge perfectamente y no molesta al estar cerrado. En la zona contraria al velcro, vemos que en el medio hay unas motas naranjas que nos facilitan el ponernos el mismo, sin que se nos resbale. Esta zona es de neopreno.

5

Palma ventilada y acolchada: A simple vista no se nota, pero en algunas zonas de la palma, podremos observar algún micro agujero, que aporta una mayor ventilación del guante. Además, en parte de la palma, cercana a la muñeca, también dispondremos de otra protección de espuma de alta densidad. Nos vendrá muy bien, sobre todo al agarrar bastones y otros utensilios habituales en alpinismo, tanto estival como invernal.

 

Forro interior: Dispone, como protección frente al frio y al viento, un forro interior, que si solemos tener las manos bien calientes, conviene llevar algún guante mas fino, para no mojar interiormente éste.

Ajuste ergonómico: A pesar de ser un guante unisex, y para todos los públicos, he podido notar, que en la talla que me corresponde, se ajusta perfectamente a la morfología de mi mano. No me sobra ese poquito en las puntas de los dedos cuando el puente de los dedos esta pegando; y tampoco justo de largura de muñeca, ya que la anchura del velcro nos dará la oportunidad de ajustarlo bien.

6

Características del fabricante: Ferrino Raven Glove

Y ahora os puedo decir que los he usado una vez, con buenas condiciones. El pasado domingo 26 de enero, subimos al Castro Valnera, en una jornada donde el mercurio no bajo de los 2ºC, y puedo decir que no tuve problemas, ni para subir con ellos puestos, ni para bajar. Mi problema anterior venia porque tenía, o guantes muy finos, del tipo The North Face Running Glove, y luego de ahí pasaba a unos del estilo a los The North Face Meru Glove. Que en muchos casos, unos eran muy escasos, y los otros demasiado para el clima que nos acompaña habitualmente.7

El caso es, que en algún momento en la subida, hasta tuve calor, y pude incluso disfrutar del ascenso sin guantes, ya que el día lo permitía. No se me olvida añadir, para beneficio de los mismos, que durante la jornada, estuve sacando fotos con la cámara réflex, y pude realizar disparos y ajustes sin necesidad de tener que quitármelos. Y además, también pude comprobar como me manejo con ellos a la hora de hacer transiciones, con el tema de las pieles y demás menesteres de manejo de material.

En resumen, no voy a negar, que al final del día, al portear los esquís hasta el coche, tuve que agarrar las tablas, literalmente mojadas, debido a la nieve sopona que teníamos, y quedaron terriblemente inundados; pero como cualquier otro guante de la gama, que no tiene GORETEX (no lo olvidemos).

Me gustaría agradecer, desde aquí, a mis amigos de Anayet Vertical, el poder dejarme probar este guante, y poder ver que hay vida mas allá de The North Face, Salomon y otras marcas con una publicidad impresionante para lo que muchas veces nos ofrecen.8

¡Gracias Arkaitz por esta reseña!

Podéis seguirle en su blog.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

INTO THE MIND

Into the Mind es el título de este impresionante documental producido por Sherpas Cinema. Está previsto el estreno para el 28 de septiembre de 2013.

El documental hace un recorrido por gran variedad de países como Alaska, Bolivia, Canadá, Costa Rica,… en donde pueden verse paisajes alucinantes y deportistas extremos que cuentan sus experiencias.

Lo patrocina The North Face como marca estrella del documental, entre otras marcas de deportes de montaña.El film está dirigido por Eric Crosland y Dave Mossop.

Esperaremos ansiosos hasta septiembre porque tiene muy buena pinta.

 

[vimeo]http://vimeo.com/54348266[/vimeo]

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Los efectos del viento en altura

Los efectos del viento el Domingo

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=HYk1rOu0LIE[/youtube]

 

Descenso en Panticosa

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=KTzI_bYikuc&list=UUr_4RUYXCbRxn3SRQXySGww&index=1[/youtube]

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Esquiando en Alaska

Este vídeo nos anima a deslizarnos por la nieve de Alaska. ¡Que lo disfrutéis!

[vimeo]http://vimeo.com/54890788[/vimeo]

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

CÓMO CORTAR PIELES DE FOCA

Os dejamos este fantástico post de nuestro amigo Arkaitz sobre cómo cortar pieles de foca.

Hoy os voy a contar mi experiencia cortando mis pieles de foca a medida de los esquís de travesía. Un proceso fácil y sencillo, que con un poco de consulta por el mundo virtual y los consejos de nuestros amigos de ANAYETVERTICAL, solo nos va a llevar algo mas de una hora, siendo meticulosos y minuciosos.

MATERIALES

Kit completo de pieles de foca, en nuestro caso de la marca Coll Tex. Ya que hay varios modelos, os voy a aclarar que el kit que tengo en mi haber es el “classic”, y esta compuesto por 2 tiras de piel de foca mix (65% mohair y 35% sintetico) de 180cm de largura por 95mm de anchura. Además en la caja nos viene una plantilla de plástico para poder hacer la punta de las pieles, una cuchillas especifica y 2 enganches para las espátulas. Y para el guardado tenemos 2 redecillas blancas y una bolsa de nylon en la que podremos poner nuestro nombre para identificarlas en caso de viajar con mas gente y compartir mochilas.

Además de las pieles, en mi caso, he necesitado unas tijeras, un poco de celo o cinta aislante, un esquí y la mesa de trabajo donde habitualmente realizo mis labores de mantenimiento de esquís.

PROCESO

Si partimos con que el esquí esta colocado con la suela hacia arriba, lo primero que hago, por manía, es limpiar la suela con un trapo y un poco de alcohol, haciendo hincapié en los cantos (siempre y cuando tengan oxido, mejor limpiarlos).

Presentamos la piel de foca encima del esquí sin quitar el protector. Importante: verificar que el sentido de la piel de foca es el correcto, para ello pasar la palma de la mano por encima y mirar como va el “contrapelo”. Si pasamos la mano de cola a espátula y la piel nos traba la mano, esta bien puesta. Si por el contrario no notamos resistencia alguna, cambiar la posición. esto no ocurriría si el kit es combi, ya que en la propia piel vendría el enganche de la cola, por lo que únicamente se debería verificar la posición.

Retiramos la piel y dejamos la espátula libre. Ahora cogemos la plantilla transparentey el enganche de la que va a sujetar la piel. Es ahí donde vamos a alinear la linea de la plantilla que cruza la espátula de lado a lado. Solo nos queda centrar la plantilla con la linea longitudinal al esquí y sujetar con un poco de cinta adhesiva la plantilla en dicha posición a la suela del esquí.espátula. Con el enganche de la espátula vamos a ver donde nos va a llegar en posición normal el pasador

Nota: Si podéis, sujetad al menos en 2 puntos, para un mejor agarre.

Es ahora cuando vamos a pegar la piel de foca a los esquís. En mi caso lo voy a pegar de espátula a cola, ya que los esquís son de 181 cm y se suponen 180 cm de pieles. Tomo como referencia para empezar a pegar la plantilla en donde le doy un par de milímetros mas a la zona donde mas tarde cortaremos la piel ajustándola al soporte de la espátula.

 Despues de pegar la piel a lo largo del esqui, bien centrada, pasamos la mano para pegar bien la misma y evitar que nos puedan salir bolsas de aire. En mi caso, al ser nuevas pieles, sueltan algo de pelo que se nos queda en la mano; es normal.

Cogemos la cuchilla que viene en el pack y la ponemos bien pegada al canto, en paralelo, con el filo de corte mirando de espátula a cola, o viceversa, según como queramos. Empezamos a deslizar la cuchilla de espátula a cola hasta que topamos con el excedente de piel que desborda por ambos lados de los cantos. Según las cotas que tenga nuestro esquí, y la anchura de pieles que tengamos, nos encontraremos antes o después con la piel. En mi caso, no hay que cortar mucho, porque solo me sobran 3,5 mm por cada lado en la zona del patín, que es de 88 mm.

Una vez cortados ambos lados, marcamos con un punto rojo los 4 puntos de inicio-fin de corte y despegamos la piel desde la cola hasta 5 cm después del punto rojo. Esta vez deberemos volver a pegar la piel de manera que sobresalga por uno de los cantos del esquí unos 2 mm mínimo en la zona del patín. Una vez bien pegado, volveremos a pasar la cuchilla para recortar de nuevo. Hacemos lo mismo, pero haciendo que la piel sobresalga por el otro lado y pegamos la piel de nuevo, centrada.

Verificamos que al poner la piel centrada, ninguna parte de la misma sobresale en ningún punto de lo largo del esquí. Seguramente si miramos casi a ras, habrá zonas en las que la piel esté con algunos puntos que sobresalgan mas que otros. Podemos despegar la piel en esos puntos e intentar retocar la misma, intentado que siga la linea, cortándolo con una tijera.

Una vez que hemos terminado con la parte longitudinal de la piel vamos a proceder a realizar la punta de la piel.  Para ello, despegamos con cuidado la zona de piel de foca que esta en la espátula. Al despegarla, la plantilla saldrá pegada a la misma piel.

Si hemos ajustado bien el inicio de la piel con el extremo de la plantilla, no deberemos de hacer corte alguno. Los únicos cortes serán los que dan forma de “punta cuadrada” a esta parte de la piel.

Si nos fijamos bien en la plantilla, tiene 2 lineas para dar esta forma. En mi caso, tengo que cortar por la linea que queda mas al centro, para que luego pueda pasar bien por el agujero del soporte. Importante tener en cuenta que las tijeras deben estar bien afiladas y ser muy fuertes. Estaría bien disponer de unas de sastre (seguro que vuestras madres tienen alguna en el costurero) o sino unas de electricista.

Al terminar de cortar, introducimos la parte mas estrecha por el agujero del soporte. OJO, para no confundirnos, podemos hacer esta operación, acoplando dicho soporte a la espátula, y así no tendremos ninguna duda de en que posición. Lo metemos hasta que queda ajustado y doblamos, de manera que el remate del mismo lo haremos “pega contra pega””, y se quedará bien pegadito, de manera que no necesitaremos remachar de ninguna manera la piel, ya que el pegamento que viene de fabrica es tan potente que se queda completamente pegado.

Si no confiais en ello, podeis despegar la piel y pegarla por la mitad en la redecilla que viene en la bolsa. En mi pack, aparecen 2 redecillas, por lo que cada piel va pegada contra si misma por la mitad.

Al terminar, si no vemos claro el remate de la punta, podemos poner dicho remate entre 2 tacos de madera y sujetarlo con unos sargentos 24 h. Yo no lo he hecho porque quiero confiar en el material y las recomendaciones de los expertos que me han asesorado en este caso.

Una vez acabada la primera piel, deberemos seguir el mismo proceso con la otra.

Desde aquí quiero agradecer los consejos a Alex, de Anayet Vertical y a Zigor, de Zigoreando. Les he vuelto locos mientras hacia el proceso.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

¡Se esta cociendo la pelicula!

Os dejamos el primer video de la temporada cortesia de Zigoreando

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=bdFlwnIlrQk[/youtube]

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

COLOCACIÓN Y AJUSTE DE LA MOCHILA

La mochila es un saco de tela que nos echamos a la espalda para transportar nuestro material. La sensación de peso es directamente proporcional a la cantidad de material y a lo lejos (o alto) que debemos transportarlo.  ¡Lo que tiene la ciencia!

La ligereza de los materiales y los avances tecnológicos han conseguido que esta sensación se minimice.  Estos avances los solemos encontrar en mochilas “grandes”, en las que esos gramos más de peso se ven compensados con la comodidad de porteo.

 

Cinturón acolchado de la Berghaus Bioflex
Sistema Biofit para el ajuste de la talla de la espalda.

Dando por supuesto que hacemos la mochila de forma adecuada, colocando el peso cercano a la espalda, tensando las correas de compresión si es necesario para compactar la carga, etc, ha llegado el momento de cargarnos.

Destensamos todas las correas del sistema de transporte (cinturón y tirantes) y nos ponemos la mochila a la espalda.

Primer paso; tensar el cinturón lumbar, debe apoyar sobre las caderas para que el peso se apoye en ellas, liberando los hombros.

Ajustamos el cinturón y tensamos los estabilizadores laterales para evitar los balanceos.

Detalle del estabilizador de carga de la Berghaus Verden

 

Segundo paso; tensamos los tirantes para que la mochila se acerque a nuestra espalda y, finalmente ajustamos los estabilizadores de carga, para que la mochila se solidarice, aún más, con nuestra espalda.

 

Estabilizador superior de carga.

 

Finalmente cerramos la cinta del pecho. Siguiendo estos tres pasos, la mochila no pesará menos, pero nos resultará más cómoda de llevar.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Fabricación de un guante de montaña.

Desde la fábrica de Marmot, nos explican como fabrican los guantes de montaña.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter