Esquiando en Alaska

Este vídeo nos anima a deslizarnos por la nieve de Alaska. ¡Que lo disfrutéis!

[vimeo]http://vimeo.com/54890788[/vimeo]

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

¿Una, dos o tres antenas?

Todos tenemos claro que el ARVA debe acompañarnos en nuestra actividad invernal. No evita las avalanchas, pero facilita el rescate.

Y esto es lo único que tenemos claro, porque elegir un ARVA es casi tan complicado como comprar yogures.

¿Analógico o digital? ¿Una, dos o tres antenas? ¿Con visor o con leds? ¿De qué precio?…

Bueno, vamos a intentar aclararnos.

El ARVA es un aparato emisor/receptor. Durante la actividad lo llevaremos en posición de emisión, y si se produce un incidente, lo pasaremos a posición de recepción, para que el rescate sea lo más rápido posible.

Si el uso del ARVA es localizar a víctimas de avalanchas, deberíamos elegir el que permita la localización más rápida.

¿Como funciona un ARVA?

En emisión: Emite ondas electromagnéticas que crean un campo alrededor de este. Que también depende de la posición en que se encuentre el aparato emisor.

Lineas de flujo

Como se aprecia en el gráfico, la potencia de recepción depende de la situación de la antena.

Para realizar una búsqueda con un ARVA de una antena, debemos procurar no variar la posición del aparato durante la búsqueda.

Las pruebas realizadas con ARVAS de dos antenas (una perpendicular a la otra) han descubierto que se producen “falsos positivos”, al reconocer el máximo de señal en un punto diferente de donde se encuentra la víctima.

Los ARVAS de tres antenas se muestran como los más eficaces. Funcionan de forma digital, convirtiendo las ondas en señales. La ventaja principal es que permiten seguir la linea de flujo, agilizando la búsqueda.

La aparente facilidad de manejo no debe sustituir en ningún caso la práctica.

¿Y en cuanto al precio?

El ARVA es un aparato electrónico de larga duración. Si lo cuidamos y hacemos los mantenimientos adecuados, el precio se diluye en los años de uso.

Nuestro consejo: Digital de tres antenas, tus acompañantes lo agradecerán.

 

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Paleado estratégico

A todos nos ha pasado; Curso de técnicas invernales, búsqueda con ARVA, sondeo, paleo y “rescatamos” la mochila en la que está escondido el ARVA.

Hasta aquí todo bien, pero, en realidad hemos excavado un pozo en el que tenemos poco margen de maniobra. Y si apenas podemos palear, de sacar de ahí a una persona, ni hablamos.

Quizá debamos empezar con unos datos:

Estadisticas supervivencia.

Los primeros 15 minutos son cruciales para la supervivencia de la víctima,  el 75% de los fallecimientos se producen por asfixia.

Los tiempos de búsqueda con ARVA han disminuido considerablemente. Un rescatador entrenado con un ARVA de tres antenas puede localizar a la víctima en dos-tres minutos. El sondeo y el paleo se llevan la mayor parte del tiempo, y de las energías de los rescatadores.

Equipo mínimo de autorescate en avalanchas

Equipo básico para autorescate

 

Por supuesto, la ausencia de uno de los elementos básicos multiplica el tiempo necesario para el rescate.  La falta de sonda duplica el tiempo necesario.

La falta de pala hace casi inútil la búsqueda. Cada metro de profundidad de la victima equivaldría a mover más de mil kilos de nieve. ¿Imaginas mover esa cantidad de nieve con las manos?

Un par de datos más:

Casi la mitad de las víctimas quedan sepultadas boca abajo.

El agujero que excavemos debe ser lo bastante amplio para permitir girar a la víctima y realizarle una atención básica, liberar las vías respiratorias.

No sirve de nada que el equipo vaya repartido entre los integrantes de la excursión, cada participante debe llevar ARVA, pala y sonda.  Y tampoco funciona organizar quien lleva la pala y a quien pilla la avalancha.

Pese a nuestras precauciones; hemos consultado la meteo y el parte de nieve, hemos elegido una ruta poco expuesta…, la suerte, esquiva en ocasiones, hace que nos veamos atrapados en una avalancha de nieve.

Me voy a saltar la parte de búsqueda con el ARVA y sondeo, lo primero tenemos que practicarlo habitualmente, conocemos el aparato y localizamos rápidamente a la víctima, determinando la profundidad a la que está enterrada.

ARVA 3+ de tres antenas.

ARVA moderno de tres antenas.

¿Qué NO debemos hacer?

Ponernos nerviosos, es una situación de mucho estrés, el reloj corre en nuestra contra, pero, como dicen las abuelas: “vísteme despacio, que tengo prisa”.

La búsqueda debe ser organizada, y el paleo también. Vamos a consumir gran cantidad de energías en el, así que debemos optimizar el esfuerzo.

Evitaremos comprometer la posible bolsa de aire que tenga la víctima. ¿Cómo? Nada de paseos innecesarios alrededor de la sonda.

No haremos “agujericos de playa”, tenemos que sacar un cuerpo del que desconocemos la posición y, seguramente, girarlo.

Nada de palear a lo loco, sin saber donde tiramos los escombros.  Si lo hacemos así, lo más probable es que vuelvan a caer al agujero y trabajemos varias veces.

¿Cómo trabajamos, entonces?

La sonda nos revela la profundidad de enterramiento, así que nos separaremos, hacia abajo, al menos una vez y media la profundidad. Para 1’5 m de profundidad, unos dos metros de distancia.

Allí comenzaremos a palear, lanzando la nieve hacia los lados. Haciendo una zanja, no un agujero, de algo más de un metro (dos metros si hay dos rescatadores).

Cuando la profundidad de la zanja sea, aproximadamente, entre las rodillas y la cadera, utilizaremos este espacio para avanzar y profundizar más acercándonos a la sonda.

Paleo estratégico

Una vez hemos llegado a la víctima, la prioridad es despejar las vías respiratorias, y, por supuesto despejar el cuerpo para poder evacuarlo.

Con varios rescatadores, también puede ser efectivo el sistema de paleado en V.

Paleo en V

Paleo estratégico en V

 

Más información:

Guía de seguridad de Ortovox (en inglés).

Protocolo de rescate, Universidad de Zaragoza.

Técnicas de paleado estratégico, ACNA.

Protocolo de rescate, Grupo de trabajo en tecnologías avanzadas para rescate en nieve.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter