Mochila tecnica de esqui de travesia.

Mochila Lyns de Ferrino.

Desde el primer momento en que la vi, supe que era la el equilibrio perfecto para el esquí de travesia ligero, 25 litros muy bien compartidos para permitir que todo lo que tienes que llevar en un día quepa sin pasar apuros ni presionar la mochila.

lyns mochila ferrino

La estrene el día 21/11/14 con las primeras nieves, la llene de todo lo vital para el primer día.

1º Crema

2º Comida

3º Mini botiquín

4º Comida, (barritas y un bocata)

5º  Un primaloft

6º Un chaqueta de membrana.

7º Crampones Grivel Race sky rapid

8º Recambio de pieles de foca

9º Medio litro de agua

 75572_3

Todo cabe de forma equilibrada, en el hueco del sistema de hidratación la comida, en  el cajón central la ropa y lo demás y debajo de forma separada los crampones ligeros.

El botellín de agua en la bolsa lateral y el otro libre.

Su ligereza (500 gr) la hace irresistible, en el cinturón tiene al lado izquierdo un bolsillo donde cabe de sobra un móvil de última generación (Iphone) en el otro lado tiene un porta material que en ocasiones puede ser útil.

La correa para sujetar los esquís a la espalda sin quitarte la mochila está  perfectamente creada para dar seguridad y comodidad, de forma rápida pones y quitas los esquís.

 10806195_796530353729686_1396415751960274002_n

No lleve piolet pero tiene dos porta piolets  así que nos puede acompañar en la excursión mas técnica.

En definitiva la mas equilibrada, ideal para el esquí de travesía, para usuarios técnicos y avanzados y a un coste realmente bueno.

11082553_875882882461099_2837553253806920444_n

Esta mochila es la evolucion del modelo de competicion Lynx 20 y tiene otra compañera en la familia, el modelo Lynx 30.

Podeis verla y comprarla en la tienda Pinchando Aqui

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Los pequeños detalles te hacen grande.

Hace muchos años, alguien decidió que la mejor manera de transportar una carga por la montaña, era en la espalda.

No sabía que estaba creando una tortura disfrazada de placer que aún nos tiene engañados. Porque, reconozcámoslo, quien no se alegra de llegar a la cumbre de una montaña y quitarse la mochila.

Seguro que estás asintiendo. ¿Qué solución hemos encontrado los humanos a este problema? Hacer mochilas más pequeñas. Más cómodas, también, pero sobre todo, más pequeñas.

Es difícil equilibrar el volumen con el peso. Además, no vale eso que todos, en algún momento de nuestravida hemos dicho: “me compro la grande y, si no la lleno mejor”. A la hora de hacer la mochila, nuestra buena intención se convierte en “si cabe, me lo llevo, por si acaso”.

Así que, dando por hecho que no nos vamos a llevar la mochila “grande”, por evitar la tentación y porque es muy voluminosa. Y tampoco la pequeña, porque necesito algo más que una botella de agua. Hemos buscado la solución intermedia; mochilas de unos 30 litros.

Este tipo de mochilas suelen cumplir con nuestras exigencias: son ligeras, no tienen espacio superfluo, no son altas, el cinturón no nos queda debajo de los sobacos…

Ahora que tenemos claro la mochila que queremos es el momento de preguntarnos: “¿Qué mochila queremos?”.

La respuesta es fácil, aunque son varias las posibilidades.

  • La más barata,
  • la más cara,
  • la más ligera,
  • la más resistente
  • la que más cintas tenga,
  • una mezcla de todo lo anterior.

Os voy a contar en qué me fijo yo a la hora de elegir una mochila.

  • La espalda:

Son mochilas ligeras así que el sistema de espalda no es elaborado a base de varillas ni reguladores de altura. Tampoco vamos  a acarrear cargas.

Diferentes espaldas de mochilas.

Lo que buscamos:  Que el contacto con la espalda sea mínimo y que haya una ventilación para evitar focos de sudor.

Con detalle:

Almohadillas distribuidas y canal central.

Almohadillas distribuidas y canal central.

Canalillos verticales.

Canalillos verticales.

Acolchado grande.

Acolchado grande.

Esta elección dependerá del uso mayoritario que le vamos a dar, Senderismo, escalada, esquí de travesía… unas actividades son más aeróbicas que otras, y, por tanto hacen sudar más.

Y, ya que hablamos de la espalda. Estas mochilas consiguen la rigidez con una plancha insertada en la espalda. La posibilidad de sacarla según la actividad que vayamos a realizar (si vamos a escalar puede molestarnos al golpear con el casco) debe ser contemplada.

Plancha interior con varilla moldeable.
  • Los tirantes; deben ser acolchados, pero no voluminosos. Aunque suelen llevar, una cinta de pecho es bastante interesante. Y, sobre todo, la longitud debe ser adecuada. Las mochilas para mujer suelen llevar tirantes más cortos. La colocación del cinturón sobre la cadera hace que la talla sea menor. Con unos tirantes largos ocurre que, incluso tensados al máximo, la mochila no asienta correctamente sobre la espalda.

 

  • El cinturón.

Muchas mochilas tienden a eliminar gran parte del cinturón sustituyendolo por una cinta más o menos ancha.

Yo prefiero que tenga un cinturón acolchado, en el que, además lleve algún bolsillo:

Lo habitual en este tipo de mochilas.

 

  • La posibilidad de llevar bolsa de hidratacion.

Hoy día, todas las mochilas ofrecen la posibilidad de llevar una bolsa de hidratación, lo que conocemos como Camelback.

Pero, aunque todas preven un bolsillo interior, una goma en el tirante y un agujero para el tubo, no todas lo llevan igual.

Salida central del tubo.

Salida lateral

La Camelback lo lleva integrado.

En otras sale desde el tirante.

 

A mi me gusta más el tubo con salida central. Aunque reconozco que puede ser un poco incómodo a la hora de ponerte la mochila o llevar algunos materiales dentro, me permite elegir el lado por el que voy a beber

  • El acceso.

Hay que llevar pocas cosas, pero hay que meterlas en la mochila.

Cuanto más cómodo sea el acceso, e, incluso si hay posibilidad de acceder sin abrir toda la mochila, mejor.

Acceso lateral mediante cremallera.

Los tiradores generosos se agradecen con guantes.

Apertura completa.

Apertura completa

  • Y, las cinticas y portapiolets para poner cacharricos…

Cómodo de usar, incómodo de llevar.

Con gomas, ligero pero...

Cintas para ordenar el material.

Para sujetar la cuerda bajo la tapa.

 

Por supuesto, si sólo tenemos una mochila para verano y para invierno, habra que buscar la que más versátil nos resulte, para llevar tablas, raquetas y cuerdas.

Si vamos a transportar esquís, las cintas deben llevar un refuerzo que evite que los cantos las corten.

 

Otros aspectos a considerar:

  • La posibilidad de desmontar o elevar la tapa. Por ejemplo la Centaur 30 de Marmot. Interesante para reducir peso o cuando llevamos más material del que deberíamos.

 

  • El cierre de la mochila. Aquí tenemos dos posibilidades, mediante cremallera o tapeta con hebilla.

Cierre mediante cremalleras.

Hebilla única

Dos hebillas de cierre

Las cremalleras son susceptibles de rotura y, las perimetrales pueden llegar a abrirse de forma fortuita.  Prefiero hebillas, y si es solo una y grande, mejor, que se pueda manejar con guantes.

Mis sugerencias:

  • Como mochila versatil todo tiempo: Ferrino Aiguille 38. Resistente, con cintas de ordenación de material.

 

  • Mochila para alpinismo-escalada: The North Face Prophet . Ligera y resistente, compacta. Con pocas posibilidades de engancharse en salientes.

 

  • La mochila que elegiría para actividad invernal: Camelback Pit Boss. Pensada para llevar esquís, tabla, raquetas, o lo que necesitemos. Tubo de hidratación protegido contra el frío. Acceso cómodo con guantes.

 

  • Para grupos de rescate, guías, pisters: Ortovox Tour Rider 32. Ámplia, con compartimentos de organización para pala, sonda y material de rescate. Apertura completa mediante cremallera.

 

Ninguna de las mochilas utilizadas en este reportaje ha sufrido daños.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

HISTORIA DE LAS RAQUETAS BALDAS

Durante más de 30 años, las raquetas de nieve Baldas es sinónimo de calidad, en el 1975, el señor Baldas decidió dedicarse a su pasión. Baldas es una empresa innovadora. Es la primera compañía en usar una mezcla de plásticos con base de cerámica pra conseguir mas ligereza para a la vez obtener mas resistencia en las raquetas.
Con una gama de alta calidad con diversos modelos para conseguir que todos los excursionistas tengan una gran variedad y obtener el productos que mas adecuado sea para sus necesidades.
Los productos de Baldas son creados y probados en la misma montaña,  para ofrecer productos y satisfazgan mejor las necesidades de los excursionistas en invierno.
Hoy Baldas sigue buscando y mejorando nuevas tecnologías y la calidad de la producción. El moldeado y el ciclo de producción se realiza en Italia, con una producción de alta calidad.

Ferrino, líder en montaña, adquirió la marca a partir de enero del 2008, el único fabricante italiano de raquetas de nieve, una compañía que se caracteriza por la búsqueda constante de nuevas soluciones tecnológicas y su amplia gama de productos para los que disfrutan de excursiones de invierno.

Ferrino hoy continúa siguiendo el camino de la innovación constante y la investigación tecnológica asociadas a la filosofía de “montañeses” de la tradición, la fiabilidad y la dimensión humana.

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter

Las nuevas raquetas Castor de Baldas

Tenemos las nuevas raquetas de Baldas Castor para todos vosotros.

Andey/Castor:                                                                       ANDEY/CASTOR

Es la raqueta de nieve “de ocio” ideal para paseos familiares para grupos y niños.
Sus 4 crampones le dan un buen mantenimiento. Una cuña acento especial mejora el confort.
Gracias a sus reducidas dimensiones, se adaptará para la travesía.

Felik/Castor:                                                                         FELIK/CASTOR

Un nuevo concepto en raquetas de nieve, con dos tipos de terrazas superpuestas con diverso material y las características de elasticidad para ofrecer un rendimiento máximo resistente.

Lys/Casotr especial                                                               LYS/CASTOR SPECIAL

Gracias a su perfil especial marco pendiente en los lados laterales, raquetas de nieve LYS permite un agarre seguro en contrapendiente alto grado, así como una increíble flotacion en la nieve en polvo debido a la superficie ampliada del soporte.

Miage/Castor especial                                                           MIAGE/ CASTOR SPECIAL

Realización de un asombroso agarre sobre el hielo, gracias a un paso progresivo hacia el frente, una mayor elaboración por un grupo y 6 crampones de acero especial, MIAGE flota sorprendentemente en nieve polvo gracias a su gran superficie de apoyo, y se sube fácilmente en cualquier condición con un elevador de acción rápida del talón

Mas informacion: www.anayetvertical.com

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter