Limpiando las focas.

Poca, pero ya hay nieve por las montañas.

Estamos preparando el material y las focas ya no pegan como antes. Es el momento de limpiarlas, cambiar la cola, y volver a dejarlas en uso.

Buscamos una plancha vieja, unos trapos, un cartón para proteger la mesa y nos ponemos manos a la obra.

 

Share this:
Share this page via Email Share this page via Stumble Upon Share this page via Digg this Share this page via Facebook Share this page via Twitter